Empresario y magnate de los negocios. Cofundador de Apple. Accionista mayoritario de The Walt Disney Company. Creador de los dispositivos electrónicos más revolucionarios del mundo. Sin duda, un líder del cambio.

 

 

¿Te gustaría ser Steve Jobs por un día? Te explicamos lo que necesitas saber para adoptar su mentalidad y tener éxito. ¡Toma nota!

 

Las 10 claves para ser exitoso

1) Define tu destino y no te rindas

¿A dónde quieres llegar? Ten clara la meta. Márcate unos objetivos para alcanzarla. Te ayudarán a estar motivado. Sé ambicioso. No te quedes corto. Pero sé realista. Diseña recorridos medibles y alcanzables. Camina hacia la meta. Y no te rindas.

 

Jobs lo tenía claro. Perseguía democratizar la informática. Y lo consiguió. Quiso revolucionar las ventas de la música digital. Y lo logró. Se esforzó para destacar con sus nuevos smartphones. Y triunfó.

 

2) Céntrate en resolver necesidades

Anticípate. Encuentra las necesidades del futuro. Créalas. Ve un paso por delante. Sé original, diferente y creativo. Domina las tendencias. Conviértete en el líder del que todos hablan.

 

Jobs vio que las personas necesitaban un ordenador personal antes de que estas fueran conscientes de ello. Genial, ¿verdad? Su visión a futuro le permitió cambiar el paradigma de la música digital con el Ipod, la industria de la telefonía móvil con el Iphone y la informática con el iMac.

 

3) Viaja por el mundo

Abre tu mente. Conoce nuevas culturas. Inspírate con nuevas perspectivas. Aprende de los demás. Observa. Deja volar tu imaginación. Amplía tu horizonte. Innova.

 

Tras abandonar la universidad, Steve se empeñó en viajar a la India. Quería ver mundo. Así que inició un camino espiritual que le sirvió para conocerse mejor a sí mismo. Aprendió a confiar. A creer. A actuar. Le puso rumbo a su vida.

 

4) Cree en tus ideas

Sueña en grande. No tengas miedo de arriesgar. Visualiza el resultado. Que prevalezca ante lo que te va a costar. Define un enfoque y una estrategia de marketing sólidos para potenciar tus propósitos. Confía en ti. En tu trabajo. Es fundamental.

 

Steve Jobs creó una empresa de informática llamada NeXT tras haber sido echado de Apple. En ella, trabajó para crear un nuevo ordenador con un sistema operativo innovador, siendo este el precursor de los que se fabrican hoy en día. Por aquel entonces, Jobs también compró Pixar. No se rindió. Creyó en sí mismo. Y eso le permitió volver a ser el líder de su empresa inicial. Se convirtió en una figura imprescindible.

 

5) Rodéate de los mejores

“Eres el promedio de las 5 personas que te rodean”. Seguro que lo has oído alguna vez. Elige tu círculo. Busca a las personas más capacitadas. Con las que compartas valores, manera de pensar, objetivos. Busca al socio adecuado. Quédate con quien te aporte. Y aparta al que no lo haga.

 

Jobs y su socio Steve Wozniak no eran precisamente mejores amigos, pero se complementaban muy bien y tenían una misión en común: el éxito de Apple.

 

6) Apasiónate por lo que haces

Haz lo que te gusta. Ama tu trabajo. Hará que te esfuerces al máximo por conseguir tus objetivos. Quédate con lo que te motive, emocione y llene de energía. Mantendrá intacto tu afán innovador. Sacará la mejor versión de ti mismo. Te llevará a ser de lo más exitoso.

 

Los compañeros de trabajo de Steve Jobs no lo definían como una persona amigable, pero sí como alguien que transmitía pasión a través de su liderazgo y actitud.

 

7) Asume riesgos

Analiza los pros y contras. Ten claro los puntos fuertes. Aprovéchalos. Mejóralos. Y también los débiles. Asúmelos para evitar sorpresas. Cámbialos. Todo negocio requiere enfrentarse a retos difíciles. No tengas miedo. Tírate a la piscina.

 

Los riesgos forman parte de cualquier estrategia de crecimiento. Jobs era consciente de ello. Fueron muchos los obstáculos que tuvo que superar. Pero ahí reside gran parte de su éxito. En conocer el peligro para reducirlo al máximo. En afrontar la incertidumbre para lograr grandes resultados.

 

8) Obsesiónate por la calidad

El coste importa. Pero el beneficio que recibe el cliente aún más. Poner al usuario en el centro y satisfacer sus necesidades lo mejor posible no sólo mejorará las ventas de la empresa, sino también su imagen y reputación. La felicidad del consumidor es lo más importante. Y proporcionarle valor añadido a través de la innovación y la experiencia de marca es esencial.

 

Steve Jobs tenía claro que lo principal era proporcionar productos de alta calidad. Tener una marca consistente. Un diseño impecable. No importaba lo que costase. Tenía claro que era todo o nada.

 

9) No te rindas

Si fallas, sigue adelante. Si encuentras obstáculos, esquívalos. Ten presente tu meta y ve a por ella hasta el final. Si no arriesgas, no ganas. Venga, ¡a por todas!

 

Jobs y Wozniak no tenían presupuesto para desarrollar el primer ordenador de Apple. Lo más fácil hubiese sido abandonar el proyecto. Pero uno vendió su camioneta y el otro su calculadora gráfica. Si se quiere, se puede.

 

10) Céntrate en lo positivo

Ver el vaso “medio lleno” es cuestión de actitud. No es tarea sencilla. Pero es esencial para ver las cosas con mayor claridad, ser más creativos y lograr un mejor desempeño. Visualiza el resultado. Créetelo. Consíguelo.

 

Steve Jobs no dudó en transmitir su forma de ver la vida mediante charlas y discursos motivacionales. Encontró un canal a través del cual compartir positividad y claves para tener éxito.

 

Cuando hay voluntad, hay un camino

¿Tienes claro lo que quieres conseguir, pero no sabes cuál es la mejor estrategia o cómo implementarla?

 

Resolveremos tus dudas en una sesión gratuita de brainstorming. Te enseñaremos acciones y ejemplos a tu medida. Saldrás con el plan de ruta que tu marca necesita. ¡Anímate!